16 mayo 2022



Por Misael Olmedo Sifuentes

En pleno periodo vacacional de Semana Santa la mala condición de la carreteras Poza Rica-Tihuatlan es un riesgo latente de accidentes para automovilistas, más allá de la mala imagen turística que da a la región.

La carretera tiene tramos completamente destruidos, llenos de baches y sin la delimitación necesaria, generando riesgos de accidentes.



Pese a que es una de las más transitadas diariamente por ser la que conecta con la autopista México-Tuxpan no se ha realizado ningún trabajo integral de reparación.

Únicamente trabajos menores que únicamente sirven como parches para los hoyos en la carpeta asfáltica de esta vía que semeja un camino de terracería.

En los siguientes días se espera un aumento en el tránsito vehicular con quienes ingresarán o saldrán para disfrutas de los días de descanso por Semana Santa, sin embargo enfrentarán el riesgo por las malas condiciones de la carretera.

Es el tramo que se encuentra entre la zona conurbada de Tihuatlan, desde el punto conocido como “La Roquita”, hasta la comunidad Lázaro Cárdenas el que en peores condiciones se encuentra.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: