1 diciembre 2021

Les dieron “atole con el dedo”

Hubo “mano negra” de parte de Marichuy Aguirre Barradas

Álamo, Ver.- Habitantes de esta ciudad que se vieron afectados por la pasada inundación, tras el paso del huracán “Grace”, denuncian haber sido engañados por personal de la Secretaría del Bienestar y por la coordinación regional, a cargo de María de Jesús Aguirre Barradas, pues, aunque el presidente de la República anunció que todas las personas afectadas, sin distinción, recibirían un apoyo económico para resarcir las pérdidas sufridas, “al final sólo algunos y los menos afectados fueron quienes recibieron los 35 mil pesos de parte del gobierno federal”, afirmaron los afectados.

Vecinos de las zonas afectadas, entre ellas las colonias 25 de Abril, Pantepec, Ampliación Pantepec, Santa Cruz, Luis Donaldo Colosio y 20 de Noviembre, así como de la comunidad Aguacate Vinazco, mencionaron que desde que se inició el censo de daños hubo muchísimas irregularidades, cometidas por parte de los servidores de la nación.

“Los jóvenes encargados de levantar el censo escogían las casas que censaban y se portaron de una forma muy déspota, a muchos que habíamos perdido casi todo nos ignoraron, mientras que algunas casas de material y de dos pisos sí las censaron (…) y cuando les preguntamos que porqué comenzaron a censar casi cuatro días después de la inundación, cuando uno ya había medio limpiado sus casas, dijeron que porque ellos no se querían enlodar”, afirmó una de las inconformes.

Asimismo, algunos damnificados, al saber que no habían sido escogidos para recibir el apoyo para damnificados, a pesar de haber sido censados y contar con un folio, acudieron a las oficinas del Bienestar de esta ciudad, donde les señalaron que aunque efectivamente habían sido censados, no habían resultado “sorteados”, ya que no importaba si habían sido censados y tuvieran su folio, pues los escogidos para recibir el beneficio habían sido seleccionados a través de un supuesto sorteo.

Por lo que denuncian que en la entrega de estos apoyos hubo “mano negra” de parte de la coordinadora regional de la Secretaría del Bienestar, María de Jesús “Marichuy” Aguirre Barradas, ya que esta funcionaria, que ha sido protegida en todas sus fechorías por el delegado Manuel Huerta Ladrón de Guevara, se ha caracterizado por cometer decenas de irregularidades dentro de los diferentes programas que ofrece la Secretaría del Bienestar, manipulándolos para obtener jugosas ganancias.

Por lo que finalmente los afectados mencionaron que no tolerarán esta injusticia pues, así como la inundación no distinguió a nadie para causar estragos, dejando a muchas personas literalmente en la calle, no descansarán hasta ser tomados en cuenta dentro del censo de damnificados, así tengan que tomar medidas más drásticas y acudir a las instancias que sean necesarias.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: