19 mayo 2022

Por Misael Olmedo Sifuentes

Ante la localización de restos humanos en puntos que se presume han sido utilizados como fosas clandestinas en la zona norte de Veracruz es necesario contar con un laboratorio de investigación genética para agilizar la identificación, destacó la integrante del colectivo en búsqueda “María Herrera”, Maricel Torres Melo.

Indicó que en la entidad se cuenta con laboratorio de genética en el municipio de Nogales y se está construyendo uno más en Coatzacoalcos pero se busca que también se pueda construir uno en la zona norte y en específico en Poza Rica.

Recordó que se han localizado más de 18 mil restos de huesos humanos en los trabajos de exploración que los colectivos en búsqueda de personas han realizado en diferentes puntos pero desafortunadamente la identificación es lenta por la falta de infraestructura.

La identificación genética es uno de los trabajos más importantes para quienes buscan a un familiar desaparecido y aunque lo ideal es localizarlos con vida en ocasiones lo que queda es darles una sepultura adecuada.

Señaló que se estará realizando la petición formal a las autoridades estatales para que se considere a la zona norte y se invierta en la construcción del laboratorio y esperan contar con el apoyo necesario.

“Vamos encontrando y se va acumulando todo” enfatizó.

Mencionó que el colectivo ha localizado y entregado restos de al menos 30 personas que fueron localizadas en la región y que finalmente en los últimos años se entregaron a sus familiares.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: